Ciudades colaborativas. ¿Qué ciudades encabezan la lista?

En esta ocasión queremos hablarte de las ciudades que se han propuesto ser más colaborativas en los próximos años. Por definición, las ciudades ya deben ser colaborativas por eso nos referimos a medidas e iniciativas tanto privadas como públicas que favorezcan la economía colaborativa, que empoderen a las personas, que solucionen las desigualdades sociales, que fomenten la economía local y que permitan mejorar la calidad de vida en ámbitos y sectores como el financiero, el turismo, la movilidad, los espacios de trabajo colaborativos, el mercado alimentario local etc. Aquí te damos una lista de ciudades colaborativas con algunos ejemplos de sus iniciativas:

ciudades colaborativas

Seúl, la ciudad ejemplo a seguir: Desde hace varios años, su alcalde se ha propuesto reducir el consumo excesivo, por esta razón ha fomentado políticas que incentiven la aparición de empresas colaborativas y los resultados han sido excelentes: Empresas de reciclaje, empresas sociales, miles de puntos wifi gratuito y muchas startups con ideas innovadoras focalizadas en la eficiencia y la utilización de recursos infrautilizadas: compartir viajes  en coche, alquiler de trajes, alquilar plazas de parking infrautilizadas, alquiler de habitaciones para estudiantes en casa de personas mayores a precios inferiores y muchos proyectos para personas desfavorecidas y de la tercera edad. El objetivo es lograr que la economía colaborativa tenga el mayor impacto en la población.

Bristol: Es otra de las ciudades más colaborativas. Han querido medir la felicidad de sus habitantes y se han volcado principalmente en proyectos relacionados con la educación y la sostenibilidad. Cuentan con una moneda local para fomentar la economía local y con una institución referente en agricultura ecológica. Uno de los proyectos más ambiciosos es incentivar a las personas a tener sus propias placas fotovoltaicas en su casa para consumir menos energía.

San Francisco: Han potenciado y ampliado programas piloto para alquilar plazas de aparcamiento infrautilizadas en zonas muy pobladas con descuentos de hasta el 50 % en la tarifa. Hay proyectos para dar uso a la tierra  y fomentar la agricultura en huertos urbanos  y además fue de las primeras ciudades en regular el alquiler de vivienda entre particulares

Amsterdam: La  multitud de proyectos colaborativos surgidos en Amsterdam le han servido para convertirse en la primera ciudad colaborativa de Europa. El objetivo es aumentar la cohesión social y la sostenibilidad.

Londres: También se ha sumado juntamente con Amsterdam a legalizar y regular el alquiler de viviendas particulares. Cabe destacar el proyecto “Street bank”  que ha tenido mucho éxito con más de 60.000 usuarios. Consiste en una red social que conecta personas para que se intercambien y compartan todo tipo de objetos.

Barcelona: En los últimos años se está convirtiendo en la ciudad española con más proyectos relacionados con la economía colaborativa. Puede presumir de tener una red de bicicletas públicas, bicing,  mejor valoradas que además están financiadas por Vodafone. También en Barcelona se desarrollan sistemas FAB Lab, centros de investigación y formación que permitirán a los usuarios ser más autónomos.  Proyectos que también están creciendo mucho son los conocidos Pop-ups, tiendas y espacios temporales para negocios como Pop places. En breve AppQuilo, una plataforma móvil de alquiler de objetos y bienes entre particulares también saldrá a la luz en esta ciudad.

Si conoces y has visitado alguna de estas ciudades colaborativas, cuéntanos si has podido presenciar alguna de estas iniciativas y que te han parecido. ¡Ah y si nos hemos dejado alguna ciudad en la lista, no dudes en añadirla!

 

About the author  ⁄ appquilo

No Comments