¿Somos una sociedad consumista?

Crees que vivimos para consumir? ¿Estamos consumidos por el consumo? Aunque parezcan juegos de palabras estas preguntas nos deben hacer reflexionar.

sociedad consumista -consumismo

Hoy en día parece que hay un deseo  intenso muy generalizado a comprar por comprar, a tener cosas que no necesitamos y a gastar dinero en productos que una vez adquiridos pierden todo nuestro interés. Muchas personas disfrutan mirando escaparates, paseando por centros comerciales buscando aquél producto único que les haga sentir realizadas.

Según la revista forbes en Estados Unidos existen más de 80 millones de taladros eléctricos con una vida útil de….. 13 minutos. ¡Bestial!. La pregunta que nos tenemos que hacer es: ¿Realmente es necesario que se sigan fabricando más taladros? No sería más eficiente utilizar el taladro cuando lo necesites y alquilarlo, compartirlo o intercambiarlo con otras personas cuando no lo utilicemos. Y este ejemplo lo podemos replicar a otras herramientas y a muchos otros productos o bienes materiales: material deportivo, cámaras de fotos, proyectores, videojuegos, juguetes, juegos de mesa, instrumentos, ropa, vehículos… La lista es interminable.

La verdad es que la mercadotecnia tiene mucha parte de culpa porque no hay rincón, ni espacio, ni metro cuadrado público que no sea susceptible de ser promocionado con anuncios de productos o de servicios de empresas. Metros, autobuses, farolas, universidades, carteles, baños, escaleras, taxis, folletos, etc. Estamos recibiendo impresiones constantemente y evitar caer en la tentación de hacer caso a los mensajes publicitarios  se convierte en misión imposible.

Las redes sociales, los smartphones y la mentalidad de los milenials estan cambiando las tendencias y los hábitos de la sociedad consumista. Mientras en el siglo XX la necesidad de sentirse poseedor de algo era un factor muy importante, en el siglo XXI factores de reputación, confianza, comunidad y acceso son más importantes para los consumidores.

¿Crees que hay una presión social que nos incita a consumir, que vivimos en una sociedad consumista basada en las apariencias y que las marcas determinan quien merece tener estatus social?

Si quieres modificar tus hábitos de consumo, formar parte de una comunidad y contactar con personas con objetivos e intereses comunes puedes unirte a  empresas colaborativas vinculadas al transporte, a la alimentación, al ocio, a los viajes, a compartir gastos, a la educación, a la mensajería y al alquiler como AppQuilo.

Y si ya formas parte de alguna de ellas cuéntanos tu experiencia y anima a más gente a que colabore. ¡Y no te olvides de descargarte AppQuilo y recuerda: #antesdecomprarpiensaenalquilar!

About the author  ⁄ appquilo

No Comments