¡Usar y tirar… Todo son problemas!

Todos hemos oído alguna vez frases que decían nuestros abuelos de “ Lo de ahora ya no se fabrica como antes o lo de antes duraba mucho más”. Y la verdad, creo que tienen parte de razón porque lo que hoy en día predomina son los objetos de usar y tirar

usar y tirar

Cuántas veces nos ha pasado que al ir a pedir a un presupuesto para reparar un objeto dañado como una impresora, un portátil, una cámara de video, la pantalla de un smartphone o para pedir un recambio de un artículo nos han respondido que ese modelo ya no se fabrica, o que la reparación no garantiza que el objeto funcione a la perfección y que por lo tanto es mejor comprar uno nuevo y gastarte más dinero. ¡Seguro que más de una vez!

Y es que el sistema que han diseñado las empresas está pensado para que todo sea rápido: la fabricación, la venta, la entrega, pero cuando se trata de darse de baja de una suscripción, de encontrar un repuesto, de contactar con el servicio técnico.. todo son pegas y se hace con mucha lentitud. Y claro no tenemos más remedio que comprar en lugar de reparar. Aquí tenemos el principal problema: Reparar sale más caro. Y si la empresa no quiere asumir el coste, y el cliente tampoco, el que se resiente es el medio ambiente y la sociedad en general, al tener que consumir más recursos para fabricar nuevos productos.

El segundo problema es la gran cantidad de productos que solo se pueden usar una vez y luego van directos a la basura: Pañales, maquinillas de afeitar, cámaras de usar y tirar etc, y la mayoría de productos hechos de plástico al ser la opción más barata. En muchos casos no hay alternativa, no hay más remedio porque están pensados para un solo uso. ¿Y de quién es culpa? Del fabricante o de los consumidores por comprarlos?

El tercer problema es que cada vez queremos cosas un poco más recientes, un poco mejor, un poco más pronto de lo necesario. Lo queremos todo de inmediato, si no es ahora no nos vale. Empujados por lo nuevo y por una necesidad de cambio, queremos nuevos productos antes de acabar de utilizar los que ya tenemos, sobretodo los  relacionados con la moda, móviles y demás objetos de electrónica,

La existencia de productos de usar y tirar se explica debido a la higiene, la comodidad y principalmente al precio que hace que todo el mundo pueda tener un fácil acceso a ellos. ¿ No debería ser un privilegio permitirte el lujo de utilizarlo una vez?

La verdad queda mucho camino por recorrer y mucho por mejorar. Tenemos que dejar de asociar el “tener una necesidad” con “ tener que ir a comprar algo” y concienciarnos de que este ritmo de consumo actual no es sostenible a largo plazo y algo hay que hacer, ¿no crees?.

Si quieres empezar a cambiar tu mentalidad, puedes descargarte AppQuilo, la comunidad de appquiladores que alquilan objetos que necesitan esporadicamente. Antes de usar y tirar mejor alquilar.

¿Te animas a probarlo?

About the author  ⁄ appquilo

No Comments